Explosion de metano halemba

La minería en su área es la más atractiva del mundo y, a pesar de los depósitos de metano, la más segura. La seguridad se ha logrado mediante el uso de diversas técnicas y salvaguardas, gracias a las cuales limitamos la posibilidad de ignición o explosión de metano.

Para evitar la explosión de metano, minimizamos la aparición de factores de ignición, que podemos reducir mediante el uso de dispositivos adecuados. En el fondo de la mina, es decir, a la pared o al antepasado, debe incluirse la corriente que suministra las cosechadoras y los transportadores que transportan la salida. Es solo el producto de chispas de cables dañados o la formación de un arco eléctrico que vuelve al encendido y a la explosión de metano. Por lo tanto, la protección contra explosiones única también se inicia en dispositivos eléctricos completos. Gracias a dicha protección útil en herramientas y máquinas modernas, minimizamos la penetración del potencial eléctrico en el sitio de metano, de modo que en caso de falla no llegue a la tragedia. Los mineros electricistas que ganan en una parte de la mina están especialmente capacitados en el departamento de protección contra explosiones e ignifugación para que puedan realizar actividades personales de forma segura para ellos y para futuros tipos subterráneos. Cada electricista subterráneo una vez cada cinco años debe contar el inicio de dicha capacitación que finalizó con un examen, gracias al cual su información se actualizará y se familiarizará con las normas y métodos originales para lograr una prueba de fuego y explosión.La protección contra explosiones y la resistencia al fuego son, por lo tanto, un elemento importante utilizado en cada mina, gracias a lo cual se minimiza el riesgo de explosión de metano.